martes, 26 de marzo de 1991

Las crisis económicas de los últimos cuarenta años

El profesor que quiere ilustrar los conceptos macroeconómicos con ejemplos colombianos encuentra que no es fácil contar con estadísticas que cubran un período largo.

Uno de los desafíos más importantes que tienen los profesores de teoría economica es lograr interesar a sus estudiantes en los temas del curso. Muchas veces esto no se logra por cuanto las explicaciones se hacen con modelos muy simplificados de la realidad. Por el contrario, los problemas de la vida real son complejos y exigen muchas veces tener en cuenta un sinnúmero de variables que a menudo no se pueden conocer exactamente. Aún más, como para facilitar la comprensión de la teoría se acostumbra ir introduciendo las dificultades de manera gradual, suele ocurrir que cuando el estudiante dispone de un modelo adecuado para explicar el fenómeno de interés, el tiempo asignado al curso se ha terminado. 

En consecuencia es necesario esperar a tomar un segundo curso, éste si avanzado, para poder estudiar el tema que ha logrado apasionar al estudiante. Sin embargo, en el segundo curso el proceso se repite, pues ahora hay que enseñar al estudiante las técnicas matemáticas que le permitan llegar a conclusiones más precisas. La realidad es que el estudiante en la clase se enfrenta muy poco a situaciones en las que pueda aplicar sus conocimientos a las circunstancias reales.

Más aún, cuando ha logrado entender lo que le enseñan los textos y ya puede aplicar sus conocimientos a temas de la vida real, se encuentra que estas situaciones se refieren a los Estados Unidos. El estudiante se siente entonces totalmente frustrado, y con la duda de si de golpe lo aprendido no tiene aplicación en esta región del trópico.

El profesor que quiere ilustrar los conceptos macroeconómicos con ejemplos colombianos encuentra que no es fácil contar con estadísticas que cubran un período largo. Algunos catedráticos han gastado considerables esfuerzos en desarrollar estadísticas que puedan ser utilizadas para ilustrar la aplicación de los conceptos económicos al caso colombiano. Estos esfuerzos meritorios de recopilación y análisis de información muchas veces no logran culminar con éxito debido a la magnitud del trabajo que se requiere que es muy superior a lo que puede hacer el investigador.

Entre los esfuerzos recientes de investigadores colombianos cabe destacar el de Jorge García García. En la semana anterior he recibido una copia de su trabajo titulado "Crisis Macroeconómicas, Políticas Macroeconómicas y Crecimiento Económico de Largo plazo: La Experiencia Colombiana 1950-1986". Este magnífico trabajo de Jorge García ilustra la aplicación de la teoría económica a problemas reales. El esfuerzo de Jorge es muy notable por cuanto presenta información para un período largo y ha sido elaborado buscando una consistencia entre las diferentes series económicas. 

Por cuanto el documento en su primera página advierte que no se debe citar, no es posible hacer referencia a los importantes hallazgos de esta investigación.  Por ahora y mientras se libera el documento, ojalá traducido al castellano para hacerlo más accesible a los estudiosos colombianos, vale la pena destacar la calidad del análisis incorporado en el estudio. Es muy grato ver como los modelos que se enseñan en los cursos de macro pueden aplicarse a la vida real y como la economía no solo es aplicable en Norte América. 

En el futuro esfuerzos como los de Jorge García deben continuar, eso si, buscando profundizar en algunos de los aspectos que no han podido ser tratados. Este tipo de análisis requiere que este esfuerzo de manejo estadístico se institucionalice y se amplié. Por una parte, es conveniente que las instituciones del gobierno asuman la recolección y publicación de indicadores como el salario, el empleo y otros que son derivadas de modelos econométricos de instituciones de investigación. Por otra parte, es importante que las Cuentas Nacionales tengan una periodicidad menor que la anual. Si bien el crecimiento de la economía en el largo plazo puede hacerse con cifras anuales, el seguimiento de la economía requiere de datos trimestrales. El DANE, que ya ha comenzado a hacer estimaciones retrospectivas de las Cuentas Nacionales, debe culminar este esfuerzo con la publicación de verdaderos estimativos trimestrales de dichas Cuentas. Mientras esto no se haga, el manejo de la economía seguirá haciéndose por instrumentos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada