lunes, 4 de marzo de 1991

Tratamientos Hommeopáticos

Para muchos el efecto del tratamiento de choque que ha puesto en funcionamiento el Ministro de Hacienda debería provocar un aumento en la tasa de interés. Sin embargo, pareciera estar sucediendo lo contrario.

Las noticias de la guerra del Golfo Pérsico estaban llenando considerable espacio en la televisión y en la prensa. Con la victoria de los aliados, las noticias locales recobrarán su preponderancia en los medios de comunicación. Volveremos a preocuparnos por los temas colombianos y entre ellos, los asuntos económicos ocuparán otra vez nuestra atención.

Un tema que ha venido preocupando al público, en épocas recientes, ha sido el del posible efecto de la restricción monetaria sobre las tasas de interés. Para muchos el efecto del tratamiento de choque que ha puesto en funcionamiento el Ministro de Hacienda debería provocar un aumento en la tasa de interés. Sin embargo, pareciera estar sucediendo lo contrario.

Es claro que al haberse puesto un encaje marginal del cien por ciento, los bancos y otros intermediarios financieros encontraron poco atractivo buscar dinero y en consecuencia disminuyeron la tasa de interés que pagaban por los ahorros del público. El exceso de liquidez tiene entonces un obvio efecto en la disminución de la tasa de interés de captación. Lo que no pareciera lógico es que disminuyera la tasa de interés a la cual prestan los intermediarios financieros.

Cuando uno se pone a pensar en las posibles razones para que esto suceda, encuentra varias explicaciones para esta aparente paradoja. Una razón que pareciera estar explicando la baja de las tasas de interés es que el público esté creyendo que las políticas del Ministro Hommes van a tener éxito y que harán bajar la inflación. Como bien se sabe, entre menor es la inflación esperada menor es la tasa de interés. Por tanto la baja en la tasa de interés nominal está reflejando una disminución en las expectativas de inflación.

Otra posible explicación se podría encontrar en lo que está pasando con la tasa de cambio. Es conocido que las tasas de interés de un país pequeño como Colombia tienen una relación muy estrecha con las tasas de interés internacionales. La tasa de interés en Colombia ha variado con la tasa de interés internacional y con las expectativas de devaluación. Por tanto, en la medida en que la devaluación esperada disminuye, la tasa de interés colombiana también disminuye. Adicionalmente, cuando la tasa de interés internacional, el famoso LIBOR o el Prime Rate, disminuye la tasa de interés colombiana también disminuye. La disminución de la tasa de interés que se esta observando sería entonces el reflejo de la disminución de las tasas de interés internacionales y de la disminución de las expectativas de inflación.

Debe anotarse que con la apertura cambiaria que ha puesto en marcha el gobierno, el vínculo entre la tasa de interés local y la internacional se ha fortalecido. Bajo condiciones de libertad cambiaria es más fácil transformar los dólares en pesos y por lo tanto las empresas y personas que tienen algunos billetes verdes pueden transformarlos en pesos cuando no se tiene acceso al crédito en el sistema financiero colombiano.

La traida de estos dólares sirve para aliviar la restricción monetaria que nos ha recetado el Doctor Hommes. Sin embargo, esta medicina puede causar efectos negativos. En primer lugar, está aumentando la presión sobre las reservas internacionales y sobre los medios de pago. En segundo lugar, está generando unas tendencias para la revaluación del peso, que tiene consecuencias negativas en el proceso de apertura en que está empeñado el gobierno.


Finalmente, una razón adicional para explicar la disminución de la tasa de interés es que estamos en recesión y que por lo tanto las empresas ante la incertidumbre que se enfrentan han disminuido sus expectativas de inversión y por consiguiente su demanda de crédito. La reducción en la demanda de crédito ante una oferta abundante de recursos tiene como efecto la disminución de la tasa de interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada