lunes, 5 de agosto de 1991

¿Contrato de Gestión o Concordato ?



En el caso de la Empresa de Energía de Santa Fé de Bogotá, más que un contrato de Gestión entre el Distrito y la administración, lo que se está haciendo es un convenio entre los acreedores, como el Gobierno Nacional, y la Empresa; es decir, el reconocimiento de que la segunda empresa más grande del país se encuentra en concordato.

La semana anterior el Señor Gerente de la Empresa de Energía de Santa Fé de Bogotá, hizo una muy buena presentación de la situación de su empresa en un programa de la televisión  que se presenta a la hora en que las carrozas se convierten en calabazas. Entre los temas tratados el que más me llamó la atención fue el del convenio que se pensaba firmar entre el Gobierno Nacional, representada por la Financiera Energética Nacional (FEN), y el Distrito.

La firma del Convenio marcará un hito importante en la gestión de las empresas oficiales. El Gobierno Nacional ha considerado importante definir una serie de compromisos que las Empresas deben cumplir a cambio del apoyo financiero. En el pasado, este trabajo sucio muchas veces se delegaba a los organismos internacionales. Las condiciones de aumento de tarifas, reducciones en la nómina y similares, por lo general aparecían en los contratos de préstamo con los organismos internacionales. Esta delegación del papel de malo no fue muy exitosa. El cumplimiento de las cláusulas de tarifas nunca fue muy estricto. En muy pocas ocasiones, se canceló un préstamo por incumplimiento de estas condiciones.

Como hemos mencionado anteriormente, el uso de los contratos de gestión es muy apropiado para manejar una empresa oficial. En esencia, la administración de la empresa define por una parte una serie de resultados que puede cumplir y por otra los recursos que requiere para poder alcanzar estas metas. El dueño de la empresa y los administradores, formalizan estos compromisos en un documento que después es utilizado para el control del cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Este instrumento de control de gestión tiene una amplia utilización en el mundo. Electricité de France lo utiliza con muy buenos resultados. Las promociones de los funcionarios de esta entidad se hacen con base en la manera como los ejecutivos cumplen con los compromisos acordados en los contratos de gestión.

Estos contratos de gestión, se parecen a los compromisos firmados en los concordatos. La gran diferencia es que en estos casos el convenio se firma entre los acreedores y los dueños de las empresas; a cambio de recursos nuevos de crédito los dueños se comprometen a tomar una serie de medidas que les garanticen el pago parcial de las acreencias. Muchas veces los acreedores exigen la cesión de algunos activos de la compañía para irse pagando lo que se les adeuda.

En el caso de la Empresa de Energía, más que un contrato de Gestión entre el Distrito y la administración, lo que se está haciendo es un convenio entre los acreedores, como el Gobierno Nacional, y la Empresa. Pareciera entonces que el convenio en vez de mostrar una nueva era de manejo moderno de la empresa, es más bien el reconocimiento de que la segunda empresa más grande del país se encuentra en concordato.

El Doctor Lázaro Mejía ha estado respondiendo a las inquietudes de la ciudadanía. El Alcalde, tal vez por sus innumerables compromisos no ha tenido el tiempo de explicarnos que se va a hacer con los activos de la Empresa de Energía. No le hemos escuchado del señor Alcalde por qué ha consentido en perder el fuero de nombrar al Gerente de la Empresa. Para el ciudadano corriente hubiera sido mejor tener una empresa más pequeña pero autónoma que una Empresa grande pero sometida.

Los candidatos a la Alcaldía de Bogotá deberían pronunciarse sobre este importante punto. No es posible que cuando lleguen al poder tengan que someterse a unos acuerdos en los que no tuvieron participación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada