martes, 24 de marzo de 1992

Los Mellizos Colombianos

La importancia de lograr el superávit fiscal en Colombia, se ha hecho más evidente con el estruendoso fracaso de la política monetaria como elemento de estabilización.

En días pasados, en un parcial de un Curso de Macroeconomía que dicto pregunté la definición de Déficit Gemelos. Para mi sorpresa está pregunta no fue contestada acertadamente. Con el fin de probar si la falta de conocimiento era más general hice la misma pregunta a otros economistas. La respuesta no fue mejor. Algunos preguntaron que si no había un sinónimo para este fenómeno, a lo cual me tocó responder que si y que se podía usar mellizos en lugar de gemelos.

Es sorprendente que un concepto, que ha tenido tanta discusión en los Estados Unidos y que ha hecho su aparición en los principales libros de texto, sea tan desconocido en Colombia.

Martin Feldstein se inventó este término, cuando era el Consejero Económico del Presidente Reagan, para mostrar la coincidencia entre el déficit externo y el déficit fiscal. La evidencia aportada por Feldstein mostraba claramente que el déficit externo de los Estados Unidos se originaba en el cuantioso déficit fiscal y sugería que para aliviar el problema externo de los Estados Unidos, que lo había llevado a pasar de ser el mayor acreedor mundial a ser el mayor deudor mundial, debería disminuir el desequilibrio presupuestal. La posibilidad de que el mundo dejara de financiar el déficit fiscal de los Estados Unidos llevó al Congreso a pasar unas reformas que intentan equilibrar las finanzas públicas.

En Colombia, la reforma tributaria del 92 se basa también en la noción de la existencia de una fuerte interrelación entre el sector fiscal y el sector externo. A diferencia de los Estados Unidos en Colombia se piensa más en los superávit gemelos. La idea es, que para poder mantener un superávit externo que garantice el éxito de la política de apertura es necesario generar un superávit fiscal.

La importancia de lograr el superávit fiscal en Colombia, se ha hecho más evidente con el estruendoso fracaso de la política monetaria como elemento de estabilización. Como nos lo ha confirmado la experiencia del 91, la Autoridad Monetaria en una economía abierta con tasa de cambio fijo y libre movimiento de capitales, pierde el control de la base monetaria y de los medios de pago.

Si bien la idea de los superávit gemelos es bastante importante, la realidad es que en el mundo real hay otras posibilidades. La aritmética de la contabilidad nacional nos enseña que el superávit externo es igual a la suma del superávit del sector privado más el superávit del sector público. Por tanto, es posible contrarrestar el efecto inflacionario del Sector Externo en la medida en que el sector privado ahorre más o invierta menos.

La experiencia de Singapur, del Japón y Alemania Occidental, entre otros, ha mostrado que es posible absorber el exceso de liquidez mediante un aumento en el ahorro interno. Colombia debería considerar la posibilidad de aumentar sus ahorros. El sector privado ganaría indudablemente si en lugar de pagar impuestos que usualmente van a un hueco 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada