martes, 20 de octubre de 1992

Premio Nobel 1992

El ganador del Premio Nobel este año se ha destacado en los medios académicos y ha sido distinguido por sus colegas.

A mediados de Octubre la Academia Sueca hace una nueva elección del Premio Nobel de Economía. En el 89 y en el 90 por esta fecha, en columnas de LA PRENSA presenté mis pronósticos sobre los posibles ganadores de la más codiciada distinción entre los economistas profesionales. El ganador del Premio Nobel en 1989 el econometrista noruego Trygve Haavelmo fue una gran sorpresa que obviamente no estaba entre mis favoritos. Sin embargo, la mayoría de las veces los elegidos se han destacado en los medios académicos y han sido distinguidos por sus colegas. Paul Samuelson, Milton Friedman, James Tobin, Kenneth Arrow, Lawrence Klein y Robert Solow, han sido premiados con la medalla John Bates Clark antes de haber ganado el Premio Nobel. Maurice Allais, Friedrich Hayek, John R. Hicks, James Meade, Richard Stone, Jan Tinbergen y el mismo Haavelmo, han sido nombrados miembros honorarios extranjeros de la Asociación Económica Americana (AEA) con anterioridad al Premio Nobel. Arthur Lewis, Herbert Simon, Gerard Debreu y James Buchanan, fueron reconocidos como Miembros Destacados de la AEA. James Tobin, W. Arthur Lewis, Robert Solow, Simon Kuznets, George Stigler, han sido encargados de dictar la Conferencia Richard T. Ely.

El ganador del presente año, Gary Becker se ha destacado dentro del gremio y no fue una sorpresa. Hace veinticinco años, en el mismo año del álbum Sargent Pepper Lonely Hearts Club Band y de Cien años de Soledad, el Profesor Becker obtuvo la prestigiosa medalla John Bates Clark Medal que distingue al economista joven con mayores méritos. En 1986 fue elegido por sus colegas como Presidente de la American Economic Association, la sociedad profesional más importante del mundo.

La influencia del trabajo de Gary Becker ha sido muy grande, especialmente para los interesados en el campo de Capital Humano, para quienes es absolutamente imprescindible la consulta de sus investigaciones. Su trabajo ha marcado la pauta para estudios posteriores en otros campos tales como la economía de la discriminación, objeto de su tesis doctoral, y la economía del crimen y castigo.  Su incursión en el área de la sociología ha dado una nueva perspectiva al estudio de la familia, en especial a las decisiones sobre matrimonio y número de hijos.

Su columna mensual del Business Week es lectura obligada para los hombres de negocios. En ella se tratan de una manera muy clara los temas del día. En la última columna, el Profesor de la Universidad de Chicago hace un completo análisis del programa de los candidatos Clinton y Bush en lo referente a la educación. No es de extrañar que el ganador del Premio Nobel de este año se incline un poco más por el programa de Bush, pues en buena parte se inspira en los planteamientos de Friedman y Becker sobre tan importante tema.

Los hallazgos del Profesor Becker en sus investigaciones deberían servir para guiar la reformas en el campo de la educación. Si bien la mayoría de los colombianos que han estudiado con Becker se encuentran hoy en día por fuera de Colombia hay otros que lo conocieron brevemente en su fugaz paso por el país con ocasión de la celebración de los 25 años del SENA. Ahora que ha sido distinguido con tan importante título será necesario rebrujar en la biblioteca en busca de libros tan importantes como Capital Humano, Teoría Económica, La Economía de la Discriminación, La Asignación del tiempo y de los Bienes a lo largo del Ciclo Vital y el Tratado de la Familia para apreciar las importantes contribuciones de este gran economista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada