lunes, 29 de noviembre de 1993

El Milagro Alemán

Volkswagen y otras compañías que reduzcan su jornada laboral, verán disminuir su participación en el mercado mundial ante rivales que trabajan más intensamente.

Según el Profesor Jeffrey Sachs, hay una gran diferencia entre los mercados de trabajo de Estados Unidos y Europa. Mientras que en los Estados Unidos los ajustes se dan mediante un cambio en los salarios, en los de Europa los ajustes se dan más por el lado de la cantidad trabajada. Como consecuencia de este comportamiento diferencial, los cambios ocasionados por los choques externos tienden a aumentar el desempleo en el viejo continente y a disminuir el nivel salarial en los Estados Unidos.

La incorporación de más de tres mil millones de personas a la economía mundial ha ocasionado un gran efecto negativo en el empleo europeo y ha dado lugar a un fuerte rechazo a los inmigrantes. El aumento del desempleo europeo ha venido acompañado de un incremento en las tendencias proteccionistas de la comunidad europea, lo cual ha dificultado la culminación exitosa de la Ronda Uruguay.

Para solucionar el problema del aumento del desempleo se han propuesto una serie de medidas que aparentemente pueden tener éxito, pero que en el largo plazo son contraproducentes. Entre las más discutidas está la de disminución de la jornada laboral. Con esta medida se pretende repartir el trabajo existente entre más personas, pensando que de esta manera se logrará el objetivo de aumentar el número de trabajadores empleados.

Hay varios problemas con este tipo de soluciones. En primer lugar, la disminución de la jornada laboral suele venir acompañada de un incremento en el salario por hora. Los que tienen trabajo no están dispuestos a cambiar una hora de trabajo por una hora de ocio si esto implica un gran sacrificio monetario. En segundo lugar, el realizar la misma cantidad de trabajo con un mayor número de trabajadores por lo general le implica a la empresa aumentar el entrenamiento. Es apenas lógico que si tenemos empleados de medio tiempo para desempeñar un oficio determinado, que usualmente es realizado por un solo empleado de tiempo completo, debemos realizar un doble entrenamiento.

Es claro, entonces, que cuando se divide el trabajo entre más trabajadores, el costo laboral por unidad de producción tiende a aumentar. Por tanto, las empresas como Volkswagen que se han comprometido a reducir la jornada laboral a cuatro días, van a ver incrementados sus costos laborales y por lo tanto, sufrirán una pérdida de competitividad frente a sus rivales. A menos que se introduzcan una serie de innovaciones tecnológicas que compensen en el largo plazo esta pérdida de competitividad, Volkswagen y otras compañías que reduzcan su jornada, verán disminuir su participación en el mercado mundial ante rivales que trabajan más intensamente.

En Colombia, en esta época preelectoral, debemos estar muy pendientes de este tipo de experimentos y debemos tener clara conciencia de los graves problemas que puede implicar para nuestro país, para no dejarnos convencer de aquellos que siempre tienen soluciones a la mano para todo tipo de problemas. En lugar de mirar hacia Alemania debemos más bien mirar hacia el Oriente, en donde el trabajo arduo y el esfuerzo continuado, han sido los instrumentos para lograr un aumento en el nivel de vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada