lunes, 8 de mayo de 1995

Bienvenida la disminución del encaje

Aunque el verdadero impacto de la medidas solo se podrá apreciar con el paso del tiempo es posible prever que esta medida va a tener un efecto positivo en la economía.

El cambio en los encajes del sistema financiero ha sido motivo de comentarios por parte de destacados analistas económicos. En sus columnas del fin de semana los economistas de corte neoestructuralistas han criticado la medida tomada por la Junta Directiva del Banco de la República. Estos economistas han encontrado insuficiente la rebaja en los niveles de encaje, considerando que el alivio concedido por la Junta no ayudará a bajar los altos niveles de las tasas de interés. Este punto de vista de los más destacados defensores de la política económica de la Administración Samper parece mostrar un deseo por parte del gobierno de un fuerte estímulo monetario para contrarrestar  los síntomas de recesión que se han comenzado a ver en estos días.

Aunque el verdadero impacto de la medidas solo se podrá apreciar con el paso del tiempo es posible prever que esta medida va a tener un efecto positivo en la economía. En primer lugar, el imponer la disminución de los encajes sobre las nuevas captaciones disminuye el posible impacto inflacionario de la medida y permite controlar la expansión monetaria que se hubiera dado si se hubiera aplicado el cálculo del encaje sobre el total de las captaciones. Esta moderación del impacto expansivo de una disminución del encaje es absolutamente necesaria cuando se está  empeñado en una lucha contra la inflación. El mensaje antiinflacionario contenido en la medida es mucho más claro cuando se tiene en cuenta que la reducción del encaje en las cuentas corrientes ha venido acompañado de un aumento en los encajes en otros pasivos del sector financiero. la Junta Directiva del Banco de la República ha mostrado a la opinión que la lucha contra la inflación sigue siendo de alta prioridad que no piensa abandonar mientras que los indicadores del crecimiento del IPC no mejoren.

La medida de reducción de encajes en las cuentas corrientes abre la oportunidad para cambios importantes en el sector financiero. Las autoridades monetarias y crediticias están indicando que los bancos tienen que intensificar la competencia en la captación de liquidez a través de la cuenta corriente. La intensificación de la competencia en la captación a través de la cuenta corriente indudablemente ha de beneficiar a los titulares de las cuentas. Los mayores beneficios obtenidos por los bancos se podrán compartir entre bancos y depositante. El pago de intereses en cuenta corriente podrá al fin darse con lo cual las diferencias entre cuentas corrientes y depósitos de ahorro en UPAC tenderán a desaparecer en la medida en la que las corporaciones de ahorro y vivienda se inventen métodos para que  sus usuarios puedan girar algunos cheques al mes.


Una mayor competencia en el sector financiero, sin lugar a dudas, dará origen a la rápida adopción de importantes mejoras  tecnológicas en el sistema de pagos. Los clientes de los bancos podrán esperar contar con servicios que se disfrutan en países donde impera una verdadera competencia en el sector financiero. En resumen, la medida adoptada por la Junta Directiva puede resultar en un sector más competitivo sin afectar adversamente el manejo monetario y muestra una preocupación para seguir luchando contra la inflación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada