lunes, 20 de octubre de 2014

Keynes el inversionista

John Maynard Keynes ha sido considerado como el padre de la macroeconomía moderna. Su libro sobre “la Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero”, publicado en febrero de 1936, sentó las bases para la formulación de las políticas económicas por casi cuarenta años.
Hasta su muerte en 1946, Keynes tuvo un papel protagónico en las discusiones de política económica. Fue el representante por el Reino Unido en la conferencia de Bretton Woods celebrada en el estado de New Hampshire del 1 al 22 de Julio de 1944, donde se fijaron los lineamientos para las Instituciones que se establecerían posteriormente al término de la Segunda Guerra Mundial.

En la página principal del sitio en Internet sobre Keynes[1] Se puede leer lo siguiente: “En vida, John Maynard Keynes conquisto fama como el economista más importante del mundo, sus notables éxitos como inversionista, sin embargo, no son tan conocidos.” A continuación se hace un pequeño esbozo de sus logros como inversionista.



Keynes tiene una vida bastante activa fuera de sus clases con la Universidad de Cambridge. A los 36 años, busca lograr una independencia económica y escoge la especulación en los mercados financieros como un medio para crear su fortuna. En 1919, se inicia en el mercado de divisas abriendo el 14 de agosto una cuenta  en el mercado de divisas. En sus primeros intentos en los que asume una posición con alto apalancamiento obtiene considerables ganancias.

Su buena suerte no le dura mucho. En mayo de 1920 tiene grandes pérdidas y en consecuencia sus corredores le exigen que cubra con 7.000 libras su perdidas para seguir operando. Estas 7.000 libras de 1920 equivalen a 1.856.000 libras de hoy[2]. Un financista amigo le ofrece 5.000 libras  y obtiene un avance de 1.500 libras del editor de su libro Las Consecuencias Económicas de la Paz. Dos meses más tarde, Keynes vuelve al mercado de divisas buscando lograr una independencia financiera pues su libro le cerró oportunidades con el establecimiento.

Con el fin de incrementar su riqueza, Keynes en 1921 se une a una serie de sindicatos de inversionistas y continua con sus actividades de especulación. En Londres, trabaja como consejero económico y financiero haciendo  un seguimiento metódico de los acontecimientos para lo que dedica una hora todas las mañanas.  En  1924 Keynes puede cumplir su propósito de ser rico con un patrimonio de 57.797 libras que equivalen a 20.970.000 libras de hoy.

Mientras su fortuna crecía considerablemente, se vincula en 1920 al King´s College de la Universidad de Cambridge, inicialmente como el segundo al mando de las inversiones y luego, en 1924, como el número 1. Keynes abandonó la tradición de concentrar las inversiones en tierra cambiándola por inversiones en el mercado de valores y bonos del gobierno cuyos valores se conocían día a día con mayor  liquidez. También, en vez de capitalizar los dividendos para aumentar el valor del portafolio los utilizó para mejorar la calidad de la educación del King´s College.

Cuando Keynes inició su gestión en 1924, el fondo conocido como el “Chest Fund”  tenía un valor de £30.000, cuando el ilustre economista falleció en 1946, el valor del fondo manejado era de £380.000. A precios de hoy el Chest Fund pasó de £10.493.000 a £60.350.000 en 1946, lo que significa un rentabilidad real (descontada la inflación) de  casi el ocho por ciento anual.

Durante el período 1927-1946 el fondo creció a una tasa compuesta del 9,1%, mientras que el índice de la bolsa del Reino Unido disminuyó al uno por ciento anual[3]. En el gráfico siguiente se puede apreciar el comportamiento del Fondo durante estos años.


Rendimiento del Chest Fund del King’s College 1927-1946
                                  
Aunque a algunas personas les puede parecer baja una tasa de retorno del 9 por ciento anual, debe tenerse en cuenta que durante este período ocurrió la Gran Depresión (1929) y fue el preámbulo de la Segunda Guerra Mundial. Acontecimientos que tuvieron un importante efecto negativo en la rentabilidad de la Bolsa de Valores del Reino Unido.

Las estrategias de inversión de Keynes han sido comparadas con las utilizadas con gran éxito por Warren Buffett que lo ha llevado a convertirse en  el tercer hombre más rico del mundo con una fortuna de sesenta y siete mil doscientos millones de dólares.

El gráfico permite comparar el resultado de la gestión de Keynes con los que se hubieran obtenido siguiendo la política recomendada por los proponentes de la teoría del mercado de valores eficiente. Ellos postulan que en la bolsa es imposible hacer ganancias extraordinarias. La recomendación de Samuelson y otros ganadores del premio Nobel es, entonces,  apostarle a un portafolio que se comporte como el índice de la Bolsa de Valores. Como se puede ver mientras que las inversiones de Keynes obtuvieron un retorno de casi cinco libras por cada libra invertida, los que siguieron los consejos de Samuelson terminaron con menos de su inversión inicial. En términos futbolísticos el marcador hubiera sido Cambridge, Inglaterra 5 Cambridge, Massachusetts 1.





[1] http://www.maynardkeynes.org/
[2] Para calcular el equivalente en libras de 2014 se ha utilizado el aplicativo http://www.measuringworth.com/ppoweruk/ y se ha seleccionado la opción del cálculo de ingreso y riqueza utilizando el concepto de poder económico. Esta opción calcula la fracción que la cifra del pasado en el PIB de ese añio y lo multiplica por el PIB del presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada