lunes, 6 de octubre de 2014

♪¿Quién es?, ¿Quién es? Ya le voy a decir♪

En el mes de octubre, uno de los temas favoritos de conversación entre los economistas es el de la elección, por parte de la Real Academia Sueca de las Ciencias, del Premio en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel. Por varios años en los primeros días de octubre escribía una columna sobre quién creía que iba a ganar este codiciado galardón. Como los resultados no fueron muy exitosos preferí más bien escribir sobre los ganadores y la importancia de sus trabajos.

Hoy en día, el interés por el ganador del Premio Nobel de Economía ha crecido tanto que  algunas instituciones hacen encuestas sobre los posibles ganadores y hasta en las casas de juego se puede apostar por el resultado del premio. Han pasado 17 años desde que escribí sobre el último ganador[1], y ahora se cuenta con información de 32 ganadores adicionales, por lo tanto es posible hacer inferencias más precisas sobre la probabilidad de ser galardonado con esta distinción.

La  selección de candidatos a los premios Nobel en las diferentes disciplinas se suele hacer con base en el número de veces que una cita aparece en los trabajos realizados por sus colegas. Uno de los más reconocidos rankings de economistas es el del sitio Ideas que utiliza la información del RePEc (Research Papers in Economics).

El primer paso para hacer una lista corta de posibles candidatos es buscar el “Top Ten” o los diez primeros lugares del escalafón RePEc. Esta lista corta la integran en su orden Andrei Shleifer, James J. Heckman, Robert J. Barro, Joseph E. Stiglitz, Daron Acemoglu, Peter C. B. Phillips, Robert E. Lucas Jr., Jean Tirole, Kenneth S Rogoff y John Y. Campbell.


Una vez hecha la lista corta es necesario comenzar a depurarla. Del “Top Ten” es necesario retirar a los que ya lo ganaron. Estos son James Heckman de la Universidad de Chicago que ganó en 2000 por sus contribuciones al desarrollo de la teoría y métodos del análisis de muestras selectivas, Joseph Stiglitz de la Universidad de Columbia que ganó en 2001 por su contribución en el campo de la asimetría de la información, y Robert E. Lucas Jr. de la Universidad de Chicago que lo obtuvo en 1995 por su contribución al desarrollo de las expectativas racionales.

De los siete candidatos restantes, cinco trabajan en Cambridge Massachusetts. Cuatro están vinculados al Departamento de Economía de la Universidad de Harvard (Andrei Shleifer, Robert J. Barro, Kenneth Rogoff y John Y. Campbell) y uno es profesor en el Massachusetts Institute of Technology (Daron Acemoglu). Los otros dos son Peter C. B. Philips de la Universidad de Yale y Jean Tirole de la Universidad de Toulouse.

Para seguir refinando la lista y pensando con el deseo,  impondría una segunda característica a mis candidatos y es que trabajen a las orillas del Charles River. Con esta condición me quedarían solo cinco candidatos.

Al revisar las características que tienen en común los tres ganadores del premio Nobel que aparecen en el Top Ten del ranking, encontré que, en su momento, ellos habían obtenido la medalla John Bates Clark[2]. Entonces, la tercera condición será que el posible premio Nobel 2014 hubiese recibido esta condecoración. De los cinco candidatos tres no cumplen con esta condición. Estos son Robert J. Barro, Kenneth Rogoff y John Y. Campbell, ilustres profesores de la Universidad de Harvard con una brillante trayectoria profesional. Por ende, los candidatos que pasan los tres criterios son Andrei Shleifer y  Daron Acemoglu.

En vez de lanzar una moneda para escoger el ganador es deseable buscar algunas características que los diferencien y que permitan definir el potencial laureado. Cuando uno revisa la lista de los ganadores anteriores y los clasifica por la letra inicial del apellido se lleva una gran sorpresa.


De los setenta y cuatro galardonados con el premio hay dieciocho cuyo apellido comienza con la letra S y  cuatro que comienzan con la letra A.  Afortunadamente, Andrei y Daron no tienen un apellido que comience con, I, J, Q, U, X, Y, Z pues pareciera que estas letras tienen una maldición gitana que impiden que candidatos como Dale Jorgenson ganen el premio Nobel.

En alguna ocasión mencioné que ser joven podría ser una desventaja para recibir este honor. Cuando se mira la edad a la que fueron seleccionados los premio Nobel anteriores uno se da cuenta que el más joven fue Kenneth Arrow con cincuenta y un años y que el segundo más joven fue Robert Merton con 53 años. Esta distribución por edad se puede ver en el siguiente gráfico.


La quinta y última condición para recibir el premio Nobel sería entonces que la edad mínima fuese la que tenía Kenneth Arrow cuando ganó, es decir 51 años. Como Acemoglu tiene en la actualidad 47 años no calificaría para el premio Nobel en este momento, por lo tanto Andrei Shleifer con 53 años de edad tiene la mayor probabilidad de ser nominado al Premio en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel el lunes 13 de octubre después de las 6 de la mañana hora de Colombia por su contribución a la teoría de las finanzas y el derecho.

Entradas relacionadas
http://alvaropachon.blogspot.com/1996/10/el-premio-nobel-de-economia-en-1996.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada