martes, 13 de enero de 2015

Dos ciudades 48 años después


En los primeros días de enero de 1967 comencé un programa de Máster en la Universidad de California en Berkeley. Hoy, cuarenta y ocho años después, he venido a estar con mi hija y mi nieta a San José en pleno Valle de Santa Clara, mejor conocido como Silicon Valley. En este tiempo una ciudad se transformó mientras que la otra no.

Berkeley, una ciudad a 20 kilómetros de San Francisco, sigue siendo una ciudad centrada en la Universidad que ha tenido muy pocos cambios. La población de la ciudad se ha mantenido relativamente constante entre cien y ciento diez mil habitantes desde el año 1950. La I-House, donde pase mi primer trimestre de estudiante, sigue igual y lo mismo pasa con el edificio de apartamentos en el que viví nueve meses, el 2124 de Parker Street.

En cambio San José se ha convertido en la ciudad con mayor población del Área de la Bahía superando a San Francisco. De una población estimada de 348 mil habitantes en 1967 hoy tiene  un millón de habitantes.




La naturaleza de la actividad en San José ha cambiado de una centrada en agricultura y algunas manufacturas como la IBM a sede de grandes empresas de tecnología como Apple, Google y Facebook, entre otras.

El gráfico siguiente muestra la evolución de la población de estas dos ciudades desde 1940 hasta el 2010. Mientras que Berkeley permanecía estática, San José experimentó una fuerte dinámica poblacional especialmente entre 1950 y 1970. En ese período San José creció a una tasa promedio anual del 7,6 por ciento entre 1950 y 1960 y al 7,8 por ciento por año en el período 1960 1970.



Para darse una idea de la rapidez de crecimiento es conveniente considerar que Bogotá en ese período tuvo una dinámica similar y que una ciudad que crece a estas tasas debe hacer en nueve años lo que hizo en toda su historia anterior.

Si bien hoy en día San José es la ciudad más grande en términos de población, el área metropolitana de San Francisco, de la que forma parte Berkeley, es mayor que el área metropolitana de San José. Mientras que el AM de San Francisco tiene cuatro millones y medio millones de habitantes, el área metropolitana de San José con un poco menos de dos millones de habitante, ocupa el puesto 34 entre las áreas metropolitanas de Estados Unidos.

En las dos ciudades los medios de transporte son muy diferentes. Berkeley es una ciudad en la que el uso del carro es muy limitado. No existen vías expresas y muchos utilizan la bicicleta o se mueven a pie como hace cincuenta años. Los parqueaderos son muy escasos y costosos, por lo que los estudiantes no utilizan el carro particular para ir a la Universidad. Muchos de ellos y algunos profesores viajan en bicicleta o caminan a la Universidad. Los pocos que tiene carro lo utilizan para ir al mercado y para viajar los fines de semana.

 En San José, el medio de transporte más utilizado es el carro particular. Existe una red de vías expresas. Hay una buena red de ciclo rutas que se utiliza más en forma recreativa que como medio de transporte. Las compañías de tecnología como Facebook tienen buses para sus empleados.  Los empleados a veces realizan parte del viaje en carro o en moto dejando su vehículo en parqueaderos cercanos a donde pasan las rutas de los buses empresariales.

A pesar de que hoy en día San José tiene una población mayor que la de San Francisco las actividades del área de la Bahía siguen girando en torno a San Francisco. Berkeley es más cercana a San Francisco y hoy en día cuenta con servicio de metro, inaugurado el 11 de septiembre de 1972.

Del apartamento en donde viví en Berkeley en 1967 al centro de San Francisco hay 19 km. La duración del viaje en carro es diferente dependiendo de la hora del día. En hora punta se gastan 52 minutos[1] mientras en la hora valle se gastan 25 min. Entrando a San Francisco por el Bay Bridge hay que pagar un peaje de 6 dólares en las horas punta y 4 en las horas valle.

En el Bay Area Rapid Transit (BART),  para recorrer los mismos 19 km a la hora valle se gastan 38 minutos de los cuales 15 min son caminando. El costo del viaje en el Metro es de casi cuatro dólares por trayecto es decir algo así como diez mil pesos.

Del apartamento donde vive  mi hija en San José al centro de San Francisco hay 75 km y el viaje en carro demora un poco más de una hora. Según la información de los mapas de Google, no hay una diferencia marcada en el tiempo de viaje según la hora del día. En transporte público el viaje dura  dos horas y 11 minutos de los cuales 13 minutos son caminando. Hay que tomar una combinación de metro ligero y metro pesado y el costo total es de 12 dólares por sentido por persona.

Las cifras anteriores muestran que para los que viven en Berkeley el transporte público es una buena alternativa pues si se incluye el costo de parqueadero el viaje en carro puede resultar más costoso y más demorado. Podría decirse que el transporte público es una buena alternativa para los viajes dentro del Área Metropolitana de San Francisco especialmente en las horas punta.

Para los que viven en San José el viaje en transporte público hasta San Francisco no resulta muy atractivo pues el viaje de ida y vuelta es de cuatro horas y su costo es de veinticuatro dólares. Podría concluirse entonces, que los viajes entre las áreas metropolitanas de San José y San Francisco se sirven mejor por el transporte particular.

Cuando se hace el análisis para una pareja que quiera ir a San Francisco desde San José la decisión resulta mucho más favorable para el carro particular, pues el costo del transporte público de un viaje ida y vuelta sería de 48 dólares. Más aún, si van dos pasajeros en el carro puedan utilizar los carriles preferenciales que les permite viajar a una velocidad mayor.

El carro particular tiene unas desventajas que deben ser tenidas en cuenta para tomar la decisión de elegir el medio de transporte. En primer lugar está el costo del parqueo en San Francisco y en segundo lugar el desconocimiento de las rutas, especialmente para un turista.

Cuando uno se pone a averiguar por el costo del parqueo en San Francisco se encuentra con la agradable sorpresa de que la ciudad es un ejemplo digno de imitar pues ha venido experimentando con políticas de parqueo que varían de acuerdo con la demanda. En lugar de tener unos precios iguales en toda la ciudad, los precios varían por ubicación y por hora del día. Los precios se ajustan cada mes teniendo en cuenta las variaciones de la demanda.

Simultáneamente, durante el experimento piloto la administración de la ciudad por medio de una aplicación entregaba informes en tiempo real de la disponibilidad de espacios tanto en la calle como en las instalaciones especializadas.

Lo interesante de este viaje al pasado es haber encontrado que si bien hay cosas que no han cambiado, como el I-House y el 2124 de Parker Street, ha habido un cambio fundamental creado por la tecnología de la información que ha creado una riqueza increíble en el Silicon Valley y que ha hecho más amable la vida de las personas.







[1] Este valor se obtuvo de Google Maps para el período pico de la mañana del lunes 12 de enero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada