lunes, 25 de noviembre de 1991

Visión retrospectiva de cinco proyectos en Santa Marta

El Departamento Nacional de Planeación, a quien la nueva constitución le ha encomendado algunas de las labores de evaluación, ha presentado en Santa Marta las experiencias de cinco Proyectos de inversión.
 
Esta columna no apareció en las dos últimas semanas por motivo de viaje de su autor. Estuve en Uruguay participando en un proyecto de vivienda y posteriormente hice una presentación en Santa Marta en un interesante seminario organizado por el Departamento Nacional de Planeación. El Seminario de Santa Marta sirvió para refrescar en mi memoria algunas de mis experiencias de trabajo.

El tema del seminario era la evaluación posterior (ex-post) de los proyectos de inversión del sector público. Desde hace mucho tiempo el tema ha despertado mi interés profesional. Desde 1984 he tenido contactos, infructuosos, con algunos de los gobiernos Distritales para participar en la evaluación del programa de lotes con servicios del Proyecto financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo en Ciudad Bolívar.Infortunadamente, después de siete años no ha sido posible iniciar el trabajo de evaluación.

Cuando estuve trabajando como Gerente de la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá le dí mucha importancia al tema de la evaluación ex-post. Como un paso importante para comenzar un nuevo préstamo de distribución con el Banco Mundial, decidimos hacer una evaluación del llamado sexto programa de ensanches en su primera etapa. Este ejercicio fue muy útil pues permitió hacer ajustes en la nueva etapa.

La experiencia ganada en la evaluación de un programa ya terminado, la verdadera evaluación ex-post, nos llevó a emprender una más ambiciosa sobre el proyecto Guavio. Esta evaluación intermedia de un proyecto de tal magnitud permitió identificar los principales problemas que aquejaban al proyecto en ese momento. El documento de evaluación que en esa época se produjo, sirvió como elemento importante de discusión con los interesados en el proyecto. Este documento nos permitió una discusión más productiva con los organismos multilaterales de crédito y con las autoridades de orden nacional cuando tratamos de encontrar una solución al problema financiero del proyecto.

A los asistentes del Seminario, que escucharon una muy buena presentación sobre el proyecto Guavio, les puede sorprender que estas experiencias tan importantes realizadas por la propia Empresa, por encima de las exigencias mismas de los contratos de préstamo, no se hubiera mencionado. La respuesta se puede encontrar en algunas de las conclusiones del consultor encargado de la evaluación del Proyecto Guavio. Uno de los mayores problemas del proyecto ha sido el continuo cambio en la Empresa de Energía que ha llevado a que la memoria institucional de la Empresa desaparezca.

La importancia de mantener un equipo estable en la empresa fue una de mis prioridades. En efecto, a mi entrada a la Empresa confirmé a todos los Subgerentes, Jefes de División y de Departamento. Durante mi gestión, llevé a cabo una política de promoción interna. El único cambio a nivel de Subgerentes fue en el Proyecto Guavio pues el funcionario tuvo que renunciar como consecuencia de una investigación de la Procuraduría. Quien reemplazó dicho funcionario fue un Jefe de División con amplia experiencia en el campo de la construcción de obras civiles.

El año en que estuve en la Empresa de Energía de Bogotá ha sido sin lugar a dudas el período de mayor estabilidad laboral en una empresa del Distrito. Esta estabilidad es más notable si uno recuerda que durante este período el Distrito tuvo tres Alcaldes. El gobierno que comenzó en 1986 introdujo la nefasta costumbre de solicitar la renuncia de todos los subgerentes de las Empresas Distritales. La rotación en las subgerencias de la EEB es de tal magnitud que únicamente el Subgerente de Operaciones ha logrado sobrevivir a los cambios ocurridos a partir de 1986.

El Departamento Nacional de Planeación, a quien la nueva constitución le ha encomendado algunas de las labores de evaluación, ha presentado en Santa Marta las experiencias de cinco Proyectos. En opinión unánime de los asistentes a Santa Marta el ejercicio iniciado por el DNP debe continuar. La formulación y la posterior ejecución de los nuevos proyectos de gran inversión a nivel nacional puede ganar muchísimo de la Evaluación de Proyectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada