martes, 18 de agosto de 1992

Mejor información para una mejor política

La carencia de cifras actualizadas sobre la evolución de la economía ha tenido importantes costos

EI equipo económico del gobierno ha actualizado su plan macroeconómico para 1992.  Las metas fijadas al comienzo del año han sido revaluadas teniendo en cuenta lo acontecido en el primer semestre del presente año.

Sin entrar a analizar si el programa macroeconómico se puede cumplir, es apenas justo reconocer el esfuerzo hecho por el Departamento Nacional de Planeación en la actualización de las cifras sobre la evolución de la economía.  Hasta el momento los analistas económicos tenían que valerse de cifras aisladas para poder entender lo que estaba pasando.  Obviamente, dada la gran dificultad de inferir el estado de la economía a partir de datos parciales, muchas veces obtenían visiones muy diferentes.
  
Este ejercicio de inferencia siempre me hace recordar la famosa fábula de los ciegos y el elefante.  Cada uno de los ciegos de la fábula se imagina el elefante dependiendo de lo que puede tocar del paquidermo.  De igual manera, cada uno de los analistas llega a una conclusión diferente del estado de la economía dependiendo del indicador a su disposición.

La carencia de cifras actualizadas sobre la evolución de la economía ha tenido importantes costos.  Según Luis Jorge Garay, - uno de los mayores problemas a que se ha enfrentado la administración Gaviria ha sido el no haber rectificado rápidamente algunas de las medidas que no tuvieron el resultado previsto inicialmente.  Las demoras en esta rectificación se debieron en buena parte a la carencia de cifras confiables y oportunas sobre la evolución de la actividad económica.

El Dane, a quien por Ley le corresponde la producción de las cifras de cuentas nacionales debería suministrar regularmente información sobre la evolución del PIB.  La viabilidad de producir cifras trimestrales del PIB a partir de indicadores ha sido ampliamente demostrada.  El DNP lo ha venido haciendo desde hace algún tiempo.  Los institutos de investigación como Fedesarrollo y publicaciones como la Nota Económica producen estimativos de la evolución del PIB con recursos limitados.

Más aún, la anterior administración del Dane realizó trabajos sobre trimestralización del PIB que pueden servir de base para la producción trimestral de las cuentas nacionales.  El Dane debe contar con el apoyo presupuestal necesario para que a la mayor brevedad se produzcan regularmente cifras de cuentas nacionales que permitan un seguimiento de la economía colombiana.

Los otros organismos del Estado deben preocuparse por disminuir el retraso en la publicación de sus cifras.  La Revista del Banco de la República, de tanta utilidad para el analista económico, tiene un gran rezago.  El número más reciente que encontré en mi biblioteca corresponde al mes de febrero de 1992.  Aun cuando uno podría pensar que el atraso de la publicación se debiera al deseo de incluir las cifras correspondientes a dicho mes, la realidad es que hay bastantes cuadros en que la última información disponible corresponde a meses anteriores.  Por ejemplo, la información sobre el Banco de la República que aparece en los cuadros 2. 1.1 y siguientes se refiere a enero de 1991.


La modernización de la economía debería comenzar por el sistema estadístico colombiano.  Una economía moderna y dinámica no puede manejarse con el tipo de información disponible en Colombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada