lunes, 18 de febrero de 1991

Plan de Desarrollo Alternativo

 Infortunadamente, los planes de desarrollo no gozan de suficiente divulgación y discusión. La principal razón para no poder hacer un debate efectivo es que habitualmente no existe una alternativa contra la cual se pueda comparar.

El primer año de gobierno es de trabajo interno en el Departamento Nacional de Planeación. Los funcionarios del DNP en este primer año deben, además de cumplir con sus responsabilidades habituales, ocuparse en la elaboración del Plan del Gobierno que comienza.

Los documentos preparados por Planeación Nacional no solo sirven para material de lectura de los cursos de Desarrollo Económico de nuestras universidades, sino que fijan las prioridades del Gobierno Nacional en el próximo cuatrienio.

Estos planes de desarrollo por regla general tienen dos aspectos importantes. Por una parte, son documentos de diagnóstico bastante interesantes. Los  estudiosos encuentran en ellos, además de una abundante información estadística, una lista de los principales problemas sectoriales y de los deseos del gobierno para encontrarles solución. En segundo lugar, los planes de desarrollo presentan una lista de los proyectos de inversión que está considerando el gobierno.

Infortunadamente, los planes de desarrollo no gozan de suficiente divulgación y discusión. La principal razón para no poder hacer un debate efectivo es que habitualmente no existe una alternativa contra la cual se pueda comparar. La oposición, reflexiva o irreflexiva, no tiene los medios para ensamblar un documento en el que se expresen sus prioridades. En estas circunstancias, lo que ocurre es que la oposición se dedica a realizar algunas críticas, muchas veces valederas, sobre las inconsistencias que presenta el plan del gobierno.

En otros países, los centros de investigación cada año elaboran documentos en donde se presentan otras prioridades alternativas. El esfuerzo de la Brookings Institution en los Estados Unidos es algo que siempre me ha causado admiración. En 1977 bajo la dirección del ya fallecido Joseph Pechman comenzó a publicar anualmente su libro sobre alternativas presupuestales que ha contribuido notablemente a desarrollar un debate más fructífero sobre el presupuesto.

La Cámara de Comercio de Bogotá desde hace unos cuatro años bajo la dirección de su Presidente ha venido trabajando en la elaboración de planes de desarrollo. Inicialmente, el esfuerzo se concentró en la elaboración de planes de desarrollo para Bogotá. Recientemente, este esfuerzo se ha ampliado para la elaboración de planes de desarrollo a nivel nacional.

El resultado de este esfuerzo se ha resumido en dos magníficos volúmenes que en épocas recientes fueron entregados al Presidente Gaviria. Bajo el título "Una aproximación al futuro: Colombia Siglo XXI", Confecámaras ha entregado a la opinión un magnífico plan de desarrollo alternativo.


Después de leer estos dos ejemplares y apreciar la calidad de la mayoría de los documentos, el único sabor amargo que queda es encontrar que el esfuerzo se ha entendido más como una colaboración con el gobierno, que un esfuerzo para presentar una alternativa coherente que se pueda comparar con la presentada por el gobierno. Es mi sentir que las Cámaras de Comercio contribuirían más a un debate democrático si se incluyeran autores que representaran otras opiniones. Al leer la distinguida lista de ponentes inmediatamente le viene a la memoria la foto de la campaña de uno de los precandidatos liberales de 1990.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada