martes, 15 de junio de 1993

La política económica de los Estados Unidos en los noventas

Según el profesor Paul Krugman, los Estados Unidos se están contentando con resultados mediocres y han perdido el deseo de hacer los sacrificios necesarios para lograr un mejor resultado.

En estos días de puentes nada mejor que deleitarse con un buen libro. Aunque no es muy frecuente encontrar libros atractivos que traten el tema económico, de vez en cuando se publica un libro que no solo llega a los eruditos en el tema sino que atrae al público en general. Paul Krugman profesor del afamado Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha producido recientemente un interesante libro sobre política económica titulado The Age of Diminished Expectations en el que se presentan de manera clara y sencilla los principales problemas de política económica de los Estados Unidos.

Este importante libro publicado inicialmente por el Washington Post ha tenido bastante éxito entre el público en general y gracias a ello ha sido reimpreso por el MIT Press en edición rústica a un precio accesible de once dólares. El libro del Profesor Krugman es una combinación interesante de rigor académico y claridad de expresión. El mensaje básico de Krugman repetido hasta la saciedad por Clinton durante su campaña presidencial es que la economía de los Estados Unidos, si bien no está al borde del abismo, sí está atravesando por una situación precaria muy por debajo de las expectativas de otras épocas.

Para Krugman el gran problema es, entonces, el contentarse con la mediocridad. Según este ilustre profesor, los Estados Unidos se están contentando con resultados mediocres y han perdido el deseo de hacer los sacrificios necesarios para lograr un mejor resultado.
Esta conformidad con la mediocridad es lo que ha convertido a los noventas en una era de expectativas disminuidas. Los Estados Unidos, según Krugman, atraviesan un período de su historia muy similar al que está atravesando nuestro Santafecito lindo. En 1993, ya no aspiramos a campeonato ni a copa Libertadores, ni mucho menos al cuadrangular sino que nos conformamos con que el equipo no descienda.

Según el autor, el comienzo de la solución es entender lo que está pasando y encontrar una explicación a la crisis. Su explicación y plan de acción para los Estados Unidos se presenta en 16 interesantes capítulos en los que se analizan temas de vital importancia. El tratamiento dado a todos los temas y en especial a los relacionados con el comercio exterior y las finanzas internacionales es de muy alta calidad. Las contribuciones importantes del mismo Krugman y otros profesores del MIT son presentadas de una manera sencilla y agradable que contribuyen a ilustrar al lector sobre temas bastante complejos.

Gracias a su claridad y rigor científico, este libro se ha convertido en referencia obligada para quien este interesado en los problemas de política económica de los Estados Unidos. Dada la importante participación que tienen los egresados del MIT  en la política económica latinoamericana no es de extrañar que en las campañas presidenciales latinoamericanas se debatan temas como los tratados en el libro de Krugman.


Buena parte del éxito del libro se explica por una presentación relativamente balanceada de los problemas. Puede decirse que fuera de los monetaristas radicales casi todos los economistas concuerdan con buena parte del análisis presentado en este libro. En general, el análisis de Krugman puede enriquecer el próximo debate. Lo que debe quedar muy claro para todos los candidatos es que para lograr mejores resultados hay que elevar las expectativas del público y lograr además que los colombianos hagan un mayor sacrificio para poder logra un rápido crecimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada