martes, 19 de octubre de 1993

Pronósticos para el Nobel de economía

El ganador del Premio Nobel puede ser un econometrista.

A mediados de Octubre la Academia sueca hace una nueva elección del Premio Nobel de Economía. En el 89 y en el 90 por esta fecha, en columnas de LA PRENSA presenté mis pronósticos sobre los posibles ganadores de la más codiciada distinción entre los economistas profesionales. El ganador del Premio Nobel en 1989 el econometrista noruego Trygve Haavelmo fue una gran sorpresa que obviamente no estaba entre mis favoritos. La elección de Gary Becker el año pasado no sorprendió a casi nadie y se puede decir que la lógica volvió a imperar. El nombre del destacado economista de Chicago se encontraba en la lista de favoritos de la mayoría de los economistas. Su orden de aparición podía diferir en muchas listas pero todos podrían apostar que en su debida oportunidad sería merecedor de la distinción concedida por la Academia sueca.

Como lo mencioné en mi columna de hace un año en la que comenté el resultado del año pasado, la mayoría de las veces los elegidos se han destacado en los medios académicos y han sido distinguidos por sus colegas. Paul Samuelson, Milton Friedman, James Tobin, Kenneth Arrow, Lawrence Klein, Robert Solow y Gary Becker el ganador del Premio Nobel del año pasado, han sido premiados con la medalla John Bates Clark antes de haber ganado el Premio Nobel. Maurice Allais, Friedrich Hayek, John R. Hicks, James Meade, Richard Stone, Jan Tinbergen y el mismo Haavelmo, han sido nombrados miembros honorarios extranjeros de la Asociación Económica Americana (AEA) con anterioridad al Premio Nobel. Arthur Lewis, Herbert Simon, Gerard Debreu y James Buchanan, fueron reconocidos como Miembros Destacados de la AEA. James Tobin, W. Arthur Lewis, Robert Solow, Simon Kuznets, George Stigler, han sido encargados de dictar la Conferencia Richard T. Ely.

De lo anterior uno podría concluir que entre los economistas también existe la famosa fila india que imperaba en las elecciones presidenciales colombianas. Si en el caso colombiano se debía mirar a los antiguos embajadores en Washington, en el caso de los economistas parece que para poder saber cuál va a ganar es conveniente mirar entre los que han sido destacados con la medalla John Bates Clark. Por tanto, podríamos pensar que Hendrik Houthaker, Zvi Griliches, Marc Nerlove y Dale Jorgenson quienes ganaron la medalla entre el 63 y el 71 tienen una alta probabilidad de ser galardonados con el Nobel de economia.

Curiosamente, todos estos se han destacado en el campo econométrico y han tenido importantes contribuciones en la aplicación de las técnicas econométricas a problemas empíricos. Houthaker de 69 años, se graduó de la universidad de Amsterdam, obtuvo la medalla en 1963 y ha realizado importantes contribuciones al análisis de la demanda. Sus campos actuales de investigación se encuentran en la demanda del consumidor, los mercados financieros y la distribución del Ingreso. Griliches de 63 años, se graduó en la universidad de Chicago, obtuvo la medalla en 1965 y tiene intereses en la econometría en la productividad y en el cambio tecnológico. Nerlove de 60 años, graduado de la Universidad de Johns Hopkins, que obtuvo la medalla en 1969 y tiene interés en la los métodos econométricos y en la economía agraria. Por último, pero no por ello menos importante, se debe mencionar al Profesor Jorgenson de 60 años, graduado de la Universidad de Harvard, quien tiene interés en la econometría del comportamiento del consumidor y del productor.

De estos cuatro econometristas tres son profesores de la Universidad de Harvard. Tuve el honor de ser alumno de Houthaker, Griliches y Jorgenson. Guardo un especial aprecio por ellos pues pude apreciar su calidad humana y su pasión por la investigación. Como exalumno de la universidad de Harvard pienso que los tres profesores son magníficos candidatos al premio Nobel y espero que su trabajo sea reconocido. Como el éxito de una buena predicción es cuidarse de dar tanto una cifra como una fecha, a último momento cambie el título de mi columna borrando de ella el año 93. Pienso que de esta manera mi pronóstico tiene una mayor probabilidad de que se cumpla. Más aún, si no se cumplen este año me queda la posibilidad de reciclar esta columna en octubre de 1994.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada