lunes, 8 de abril de 1996

La nueva era de las telecomunicaciones


                   

La ley sobre las telecomunicaciones expedida en los Estados Unidos, complementada por las reglamentaciones de la FCC, introducirá cambios importantes en un sector que se ha caracterizado por un rápido cambio tecnológico

                                                        Álvaro Pachón Muñoz

La revista Business Week del ocho de abril presenta un artículo sobre la nueva era de las telecomunicaciones que puede surgir como consecuencia de la ley expedida recientemente por el congreso norteamericano. La ley de telecomunicaciones de 1996 a pesar de sus 4.000 palabras es apenas el inicio de la nueva regulación, pues deja en manos de la FCC (Comisión Federal de las Comunicaciones) la expedición de más de  100 regulaciones encargadas de definir el nuevo entorno regulatorio de las comunicaciones en los Estados Unidos.

La nueva ley, complementada por las reglamentaciones de la FCC, introducirá cambios importantes en un sector que se ha caracterizado por un rápido cambio tecnológico. Bajo el nuevo entorno competitivo es de esperarse una competencia mayor pues se eliminan las principales barreras a la entrada a los diferentes segmentos. Las compañías de larga distancia pueden ahora entrar a competir en los mercados locales y tienen entera libertad de aumentar su participación en sectores como la televisión por cable, la televisión y la telefonía celular. Se espera que como consecuencia de la reestructuración de las industrias relacionadas con las telecomunicaciones, se llegue a unos mega competidores que brinden un menú completo de comunicaciones electrónicas con servicios como el videoteléfono, servicios a través de Internet y hasta un número único telefónico.

 Los servicios ofrecidos por AT&T, la compañía mayor de los Estados Unidos, puede ser un indicador de lo que se ofrecerá en un futuro. En este momento ofrece servicios de larga distancia, telefonía celular, acceso a Internet, televisión por satélite y en el futuro servicio de telefonía local. Los gigantes de los medios de comunicación están pensando entrar a prestar servicios de telefonía local y las telefonías locales se preparan para entrar en larga distancia.

El aumento de la competencia en el campo de las telecomunicaciones augura una disminución de sus costos. De acuerdo con la experiencia de la desregulación del mercado del transporte aéreo, la entrada de nuevos competidores vendrá acompañada de menores tarifas y de una reestructuración importante. Es de prever que por los rápidos avances en la tecnología de las telecomunicaciones los cambios vengan acompañados de una ampliación del ponqué total. De acuerdo con la revista Business Week, se espera que para finales del siglo el mercado llegue al millón de millones de dólares anuales.

La promulgación de la nueva reglamentación va a permitir la construcción de las nuevas autopistas informáticas necesarias para servir las crecientes necesidades de comunicación tanto de los Estados Unidos como del resto del mundo. Es de esperar que el gasto en planta y equipo electrónico se acelere con la expedición de la nueva ley de tal manera que se superen las altas tasas de crecimiento, 51 por ciento, de los últimos años. Los proveedores de equipos y de programas de entretención se sienten a la puerta de una nueva edad de oro.

Aunque Business Week es consciente de las dificultades de predecir quienes pueden convertirse en los actores dominantes en el nuevo entorno, se atreve a pronosticar que probablemente AT&T, MCI y Sprint sean los ganadores. Las habilidades de mercadeo, el reconocimiento de sus marcas y sus abundantes recursos pueden convertirse en los factores claves del éxito en el nuevo entorno competitivo. Los probables perdedores en la contienda, según la revista mencionada, serán las compañías de cable debido a la carga de la deuda, su baja rentabilidad y a las dificultades tecnológicas de proveer un servicio interactivo.


La lectura del artículo anterior indudablemente debería ser obligatoria para los colombianos interesados en el sector de las telecomunicaciones pues los cambios introducidos por la nueva legislación americana van a tener un fuerte impacto en    el mercado colombiano. Por una parte, los cambios en la estructura del mercado y en sus tarifas afectarán de manera importante la rentabilidad de las empresas colombianas y el tipo de servicios que se ofrezcan. Por otra parte, en la medida en que la competencia sea más intensa en los Estados Unidos las empresas americanas buscarán explotar mercados menos competidos y de mayor rentabilidad. La presión de la competencia en Estados Unidos será un factor adicional en la presión hacia la privatización de  los servicios telefónicos en Colombia. Puede decirse que la nueva ley de las telecomunicaciones tendrá un fuerte impacto aun en otros países que hoy en día el sector está en manos del Estado.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada