lunes, 22 de mayo de 1995

La reelección de Domingo Cavallo

La gestión económica del Gobierno Menem no sólo se ha destacado en el campo de la estabilización sino que ha logrado importantes logros en el campo de las reformas estructurales

E1 14 de mayo el pueblo  argentino reconoció que la gestión del presidente Menem y su Ministro de Economía Domingo Cavallo, habían sido exitosas y que valía la pena prorrogar su mandato por cuatro años más.  La gestión realizada por este binomio de oro ha sido enormemente exitosa.  La economía que estaba pasando por una tremenda hiperinflación logró estabilizarse y llegar a cifras que usualmente eran encontradas en las economías avanzadas.  Lograr bajar la perenne inflación argentina a niveles de un sólo dígito en tan corto tiempo es, sin lugar a dudas una proeza digna de ser reconocida.

Si el programa de estabilización basado en la introducción del llamado plan de convertibilidad se puede considerar como un gran logro, el manejo de la crisis originada por la devaluación del peso mejicano en diciembre del año pasado ha sido un ejemplo de una intervención a tiempo para lograr evitar un serio problema.  El Ministro de Economía argentino estuvo atento a respaldar su moneda y obtuvo el aval de los organismos internacionales para su plan de emergencia.  Sus anuncios y las medidas adoptadas lograron calmar la angustia de los inversionistas extranjeros y evitaron el pánico financiero que ocurrió en México.

La gestión económica del Gobierno Menem no sólo se ha destacado en el campo de la estabilización sino que ha logrado importantes logros en el campo de las reformas estructurales.  El proceso de privatización ha avanzado notablemente permitiendo de esta manera eliminar una de las principales causas del déficit fiscal.  La desregulación de la actividad económica y la apertura han vuelto más competitiva la economía argentina.  La inversión extranjera ha participado en el proceso de privatización. En un medio mis abierto los empresarios chilenos han entrado a participar de manera importante lo que ha permitido transferir a la Argentina las experiencias del Milagro Chileno.

La Argentina bajo la Administración Menem ha logrado tal vez su deseo más sentido.  El 'Volver a Crecer' de que hablaba Domingo Cavallo en uno de sus libros se ha logrado.  El estancamiento crónico de la argentina que uno sentía al pasear por la linda Buenos Aires ya es una cosa del pasado.  Los indicadores de crecimiento de los últimos años han vuelto a ser respetables.

Los avances logrados aunque notables son apenas el inicio.  Los problemas siguen siendo graves.  El peso está sobrevalorado y muchos sectores de la economía argentino no son competitivos.  Las alternativas para solucionar este problema no son fáciles.  El continuar con la ley de convertibilidad implicaría probablemente tener que afrontar una recesión que reduzca la demanda agregada y que de lugar a un ajuste fuerte de los sectores no competitivos.  El renunciar a la convertibilidad podría acabar con una credibilidad de la política económica que ha sido ganada con gran esfuerzo.

Conociendo la gran capacidad del Ministro Cavallo, creo sinceramente que el gobierno argentino en su segundo período puede completar con éxito la obra que ha comenzado.  Al registrar complacido el respaldo que le ha dado el pueblo argentino a su gobierno, sea la ocasión de augurarles un segundo periodo pleno de realizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada