domingo, 21 de septiembre de 2014

Camino a la estabilidad

Antes de la final  de la Copa del Mundo Brasil 2014 jugada el domingo 13 de julio en el estadio Maracaná, escribí una entrada en Facebook en la que señalaba doce características que compartían los finalistas, Alemania y Argentina . Cuando retomé el tema económico me di cuenta que tanto Alemania como Argentina  han sido  considerados como ejemplos de un milagro económico entre otras cosas porque lograron superar una situación de inflación desbordada con brotes de escasez.

El milagro económico alemán se refiere a la rápida reconstrucción y desarrollo de la economía de Alemania Occidental  después de la Segunda Guerra Mundial. Durante el gobierno de Konrad Adenauer y de su ministro de Finanzas Ludwig Erhard la inflación fue baja y el crecimiento industrial fue rápido. El plan Marshall y la financiación del Banco Internacional para la Reconstrucción y  Fomento han sido considerados como factores claves del éxito de este experimento que marcó el inicio de un largo período de auge económico.

La amarga experiencia de la hiperinflación y el caos económico vivido en los primeros años de la posguerra ha estado presente en la mente de los dirigentes económicos alemanes. La política económica alemana ha sido muy poco tolerante con la inflación y han preferido disminuir el ritmo de crecimiento de la economía antes de dejar desarrollar el virus de la inflación. El gráfico siguiente muestra que la tasa de inflación del período 1955-2014 nunca ha excedido los ocho puntos porcentuales.

Gráfico IPC Alemania a largo plazo


http://es.global-rates.com/estadisticas-economicas/inflacion/indice-de-precios-al-consumo/ipc/alemania.aspx

Al mirar más detenidamente, se puede observar que los tres últimos picos de la inflación son el resultado de eventos por fuera del control de la autoridad monetaria. En efecto, el primero de ellos corresponde a la crisis del petróleo de 1973, el segundo a la crisis del petróleo de 1979 y el último fue causado por la unificación de Alemania ocurrida a comienzos de los noventas del siglo pasado.

El milagro económico argentino es menos conocido y ha tenido más controversia. La política puesta en funcionamiento por Domingo Cavallo en la Administración de Carlos Menem permitió derrotar la hiperinflación y al mismo tiempo asegurar una década de rápido crecimiento económico.[1]
Si en Alemania las autor
idades económicas siempre tuvieron presente las graves consecuencias de la hiperinflación y de los problemas creados por el mal funcionamiento de los mercados, en Argentina pronto se olvidaron del importante logro realizado por Menem y su ministro de economía. Domingo pasó de ser una de las personas más admiradas por el hombre de la calle en Argentina a ser una persona odiada por gran parte de los argentinos.

La convertibilidad, es decir la completa libertad para escoger la moneda más conveniente entre el peso y el dólar una de las claves del éxito del plan de estabilización, ha sido abandonada totalmente. El gobierno ha intentado ocultar la magnitud del problema inflacionario. El Instituto Nacional de Estadística y Censos Indec cambio en diciembre de 2007la metodología en el cálculo del costo de vida ara mostrar una situación más favorable.
El intento de ocultar la verdad no fue muy exitoso pues, con los adelantos tecnológicos algunos investigadores del MIT desarrollaron una metodología para tener índices de precios y medidas de la inflación a partir de datos disponibles en la web. La diferencia entre las cifras del Indec y la de la página inflación verdadera se pueden apreciar en el siguiente gráfico.

http://www.inflacionverdadera.com/

Como se puede ver en el gráfico la línea naranja (inflación verdadera) está muy por encima de la línea azul la medición del Indec y en estos momentos puede estar llegando al 40 por ciento de inflación anual. De acuerdo con el Wold Factbook Argentina ocupa el puesto 218 entre 223 países cuando se acepta el valor oficial para la inflación y el puesto 220 cuando se utiliza el valor calculado por inflaciónverdadera.com. .
Este estado de cosas y las acciones que está tomando el equipo económico de la Presidente Kirchner son preocupantes. El Ministro de Economía de Menem se ha lanzado en una campaña para poner de manifiesto los serios problemas a los que se enfrenta la economía argentina y ha escrito un libro llamado el camino a la estabilidad en donde hace una serie de recomendaciones para que la nueva administración que entrará en diciembre de 2015 tenga en cuenta . Con una dedicación admirable ha venido recorriendo la Argentina para promocionando su libro y explicando las soluciones propuestas.


El libro de Domingo Cavallo no va a convencer a sus enemigos de la bondad de las propuestas. Para bien de la Argentina debería al menos convencerlos de que existen ejemplos de muchas economías como la Alemania de la posguerra que si se puede controlar la inflación y de que una vez resuelto el problema se puede tener un crecimiento rápido.
A mis lectores quiero manifestarles que he sido amigo de Domingo Cavallo desde Septiembre de 1974 cuando comenzamos el programa de doctorado en el Departamento de Economía de la Universidad de Harvard. Recomiendo leer las siguientes entradas de mi blog que recogen lo expresado en el diario La Prensa.

http://alvaropachon.blogspot.com/1991/12/los-mormones.html






[1] Un resumen de una conferencia en el Banco Mundial aparece en una columna originalmente publicada en el Diario La Prensa y que se reproduce en este blog http://alvaropachon.blogspot.com/1996/06/el-milagro-argentino-visto-por-sus.html

2 comentarios:

  1. Estoy sorprendido por la exclusividad con la que los economistas y los argentinos en general critican la falsedad de las estadisticas de inflacion argentinas. Si el gobierno es capaz de mentirnos tan abiertamente en una estadistica relativamente facil de observar como la inflacion (tal como muestra tu figura), vaya uno a saber lo que hacen con otras como el PBI, distribucion de ingreso, pobreza, educacion (probablemente mas importantes que la inflacion, pero mas dificiles de corroborar). Seria interesante tener estimadores alternativas (no oficiales) de estas otras variables...

    ResponderEliminar
  2. Diego Muchas gracias por tu interés en el Blog. El trabajo de Eduardo Cavallo del MITque aparece en la inflación verdadera es extraordinario. Sería muy bueno poder establecer sistemas de medición de bajo costo. En Colombia un instituto de investigación utilizó una encuesta de opinión empresarial para tener una idea del crecimiento de la economía.

    ResponderEliminar