lunes, 21 de marzo de 2016

Un padre vence a la pobreza; un hijo es reconocido como el mejor economista: la historia de Angus Deaton

Aprovechando que comienza la Semana Santa en Colombia y con la idea de tomar un respiro sobre el oscuro panorama que se vislumbra en la economía del país, me gustaría hacer una reflexión sobre uno de los temas que más me llama la atención año tras año. Este es la entrega del Premio en Ciencias Económicas en Honor de Alfred Nobel por parte del Banco Central de Suecia.

En la más reciente edición de este galardón, el 12 de octubre de 2015 el Banco Central de Suecia le concedió el Premio Nobel de Economía a Angus Deaton[1], profesor estadounidense-escocés vinculado a la Universidad de Princeton quien obtuvo un PhD en economía de la Universidad de Cambridge, por sus contribuciones destacadas en el “análisis del consumo, la pobreza y el bienestar.”[2]



La carrera del Profesor Deaton como investigador inicia en el año de 1971 con un análisis econométrico de los componentes de los gastos de los consumidores y nueve años más tarde en junio de 1980 publica “Un Sistema Casi Ideal de la Demanda”, que es uno de los veinte artículos más influyentes de la American Economic Review en sus primeros cien años de existencia.

Además de escribir artículos sobre el consumo Deaton escribe dos libros muy importantes sobre este tema[3]. En el primero de ellos el Premio Nobel de 2015 trata de responder la pregunta: ¿Cómo distribuyen los hogares su gasto entre los diferentes bienes? Y en el segundo libro busca responder la pregunta: ¿Cómo se distribuye el ingreso de una sociedad entre el gasto y el ahorro?
Las respuestas dadas por Deaton a estas dos preguntas cambiaron la manera como se pensaba sobre este tema y se puede decir que la metodología desarrollada por él en 1980 se mantiene vigente hoy en día.

Adicionalmente, el profesor Deaton se plantea un tercer interrogante. Este es: ¿Cuál es la mejor manera de medir y analizar la pobreza y el bienestar? Para responder esta pregunta Deaton le dio un enfoque distinto a este campo utilizando encuestas de hogares lo que transformó el estudio del desarrollo económico de un campo teórico basado en datos agregados a uno empírico basado en las estadísticas de los agentes económicos individuales y muy detallados.

Sus más grandes hallazgos en este tema, así como trabajos recientes en el tema de la salud dan respuesta a este interrogante y Deaton los resume en un libro publicado en 2013 titulado El gran escape: Salud, riqueza y los orígenes de la desigualdad[4].

En el prefacio del libro el profesor Deaton explica porqué toma prestado para su libro el título de una película famosa realizada en 1963 y protagonizada por Richard Attenborough, Steve McQueen y James Garner, entre otros[5]. En la película se muestra la manera como se planea y ejecuta el escape de 250 prisioneros de guerra recluidos en Luft Stalag III, una prisión de alta seguridad en Alemania durante la segunda guerra mundial que se creía era a prueba de fugas.


En el comienzo del libro, Deaton expone como su núcleo familiar escapa de la pobreza gracias a que su padre con un esfuerzo gigantesco y un poco de suerte pudo culminar una carrera profesional de ingeniería y así escapar de la pobreza, un resultado que otros miembros de la familia de su padre no pudieron lograr.

Sin embargo, el libro va mucho más allá de una experiencia individual de alguien que salió de la pobreza y busca analizar la experiencia de millones de personas que a partir de la Revolución Industrial logran escapar de la pobreza y de una muerte temprana.

En este momento vale la pena destacar el concepto de bienestar que utiliza el profesor Deaton en “El Gran Escape”. Este Premio Nobel sostiene que: “Con el término bienestar me refiero a todas la cosas buenas para una persona, que hacen que la vida sea buena. El bienestar incluye el bienestar material, tal como el ingreso y la riqueza; el bienestar físico y psicológico, representado por la salud y la felicidad; y la educación y la capacidad de participar en la sociedad civil a través de la democracia y el imperio de la ley.[6]“ Con una definición tan amplia sobre el bienestar, en este libro Deaton se enfoca en dos variables principales: la salud y la riqueza.

Particularmente puedo decir que la lectura de “El Gran Escape” ha sido muy útil por las siguientes razones. En primer lugar, me ha dado una visión de una faceta que poco conocía de Deaton pues estaba familiarizado con sus libros que se concentran en el estudio de los consumidores . Me sorprendió gratamente la manera como presenta sus hallazgos mediante la utilización de diagramas sencillos e interesantes ya que en sus libros se enfocaba en el desarrollo matemático y econométrico de sus modelos.

En segundo lugar, desconocía el interés de Deaton por la demografía y la historia; no esperaba un tratamiento tan interesante de la evolución de la esperanza de vida y las enfermedades desde la prehistoria hasta nuestros días. De una manera muy clara expone el fenómeno de la transición epidemiológica en la humanidad en donde las principales causas de muerte se daban en la infancia hacia una época en la que las enfermedades mortales son las correspondientes a la edad avanzada. Deaton resume este fenómeno diciendo que la muerte se ha envejecido.

Para explicar el origen de la desigualdad Deaton llama la atención sobre un tema que no se trata en la película. En ella no se muestra la suerte que corrieron los que no participaron del Gran Escape. Muchos de ellos pudieron quedar en peores condiciones por la fuga de los héroes que lograron culminar con éxito esta hazaña; por ejemplo, los que no escaparon pudieron ser castigados por el éxito de los escapistas.

En la vida real es importante considerar también a las personas que no han podido participar del crecimiento acelerado de la economía y de la mejora en las condiciones de salud. Para Deaton, entonces, el origen de la desigualdad proviene del resultado de las grandes transformaciones. Unos ganan cuando escapan y los que se quedan pierden porque no logran salir de su condición de pobres ó enfermos.

Después de leer el Gran Escape y revisar el material que preparó la Organización del Premio Nobel  para la selección y entrega de este galardón, he llegado a la conclusión que la cosecha 2015 del viñedo de Princeton es muy buena tanto por los aportes que ha hecho a la humanidad como por las calidades humanas de Angus Deaton. Un indicador de esto es que el Nobel 2015 ocupa el segundo lugar en popularidad después del recientemente fallecido John Nash (casualmente catedrático de Princeton) quién tuvo una vida tan interesante que fue llevada al cine de Hollywood. Quién sabe si en algunos años estaremos asistiendo a una película sobre la apasionante vida y obra de un economista de nacionalidad estadounidense nacido en Escocia quién gracias al destino le pudo ganar la batalla a la pobreza y a la muerte temprana.




[1] Para una breve biografia de Deaton ver https://en.wikipedia.org/wiki/Angus_Deaton
[2] El comunicado de la organización del Premio  Nobel se encuentra en “The Prize in Economic Sciences 2015 - Press Release". Nobelprize.org. Nobel Media AB 2014. Web. 21 Mar 2016. <http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/economic-sciences/laureates/2015/press.html>
[3] Deaton, Angus y John Muelbauer, (1980). Economics and Consumer Behavior, Cambridge: Cambridge University Press. Deaton, Angus (1995) El Consumo. Madrid: Alianza Editorial.
[4] Deaton,  Angus (2015). El Gran Escape: Salud, riqueza y los orígenes de la desigualdad. Bogotá: Fondo de Cultura Económica
[5] El tráiler de la película se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=xkwmIDx9RwQ
[6] Deaton (2013). Página 41

2 comentarios:

  1. My dear Álvaro: como siempre muy interesante su último blog sobre el Premio Nobel Angus Deaton--y sus tésis económcias sobre los hábitos del consumo, el bienestar, y como soy lego en cuestiones económicas me he preguntado siempre sobre el "peso" en la economía de las actividades que tal vez se puedan llamar como "leisure economics activities" como el turismo (aerolíneas, conjuntos hoteleros, playas "exclusivas" etc.), los deportes, los conciertos musicales, los teatros de música sinfónica etc. dentro de los conceptos de Angus Deaton... En nuestro caso Colombia tuvimos compañías "exitosas" como Avianca, SAM, Scatda y Bavaria, y la Cía de Leo S. Koop (???) estas últimas como una contradicción entre el consumo de la cerveza y la salud (???) Mil Gracias René A. Meziat--

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Dr Pachón por la forma sencilla y clara como explica no solo el desarrollo profesional del Dr Deaton sino también las importantes contribuciones que ha hecho, no solo a su profesión, sino a la humanidad. Con seguridad muy pronto Hollywood se encargará de mostrar el ejemplo de este personaje, y difundir las teorías implícitas en "el gran escape de la pobreza".

    ResponderEliminar